Lo adaptativo prevalece. Un mensaje del CEO de PADI.

Pon “adaptativo” y “PADI” juntos y se conjurará una imagen de gente superando deficiencias y desafíos. El buceo es una de esas raras y completas experiencias que pueden ayudar a curar cuerpo, corazón y alma, ya sea trabajando con un TEPT (trastorno por estrés postraumático), paraplejia, parálisis cerebral, amputaciones y, como ya sabes, la lista continua. Con este diseño basado en el desarrollo y centrado en lo que la gente puede hacer y no lo que no puede hacer, el Sistema PADI® adaptativo ha abierto el buceo y el mundo bajo el agua a miles de personas.

¿Miles? Debería decir millones. El Sistema PADI® adaptativo no es nuevo, beneficia a 25 millones de personas y sigue creciendo; somos cada uno de los buceadores PADI. Ha hecho de PADI la fuerza dominante en el buceo porque todos tenemos desafíos, necesidades, intereses, preferencias y deseos. Solo un sistema que adapta a la individualidad sin límites de la docencia y el aprendizaje puede atender a todas las variables.

Lo que hace con que el Sistema PADI marque la diferencia es su habilidad para ajustar un sistema educativo estandarizado a tantas personas, de manera individual y de distintas formas. Es internacional, multicultural, plurilingüe y transgeneracional, con lo que además de acomodar necesidades de aprendizaje y preferencias, construye un puente que nos une entre nuestras diferencias. Coge a cinco PADI Divers de China, Italia, México, Rusia y Vietnam y ponlos en un barco por un día. Aunque no lo parezca, ellos comparten una lengua porque “hablan” buceo; esto es posible gracias al Sistema PADI que tú y tus compañeros profesionales PADI aplican cada día.

El Sistema PADI triunfa porque se sostiene en una base sólida y estable, pero instructiva, filosófica y adaptable, la cual mantiene nuestros valores centrales a la vez que evoluciona a medida que las tecnologías emergentes y tendencias sociales cambian la manera en la que atendemos a las necesidades individuales, un alumno a la vez. La familia PADI aboga por la salud del océano y la preservación de los animales marinos, a la vez que lidera el poder del buceo en comunidad, la salud y el bienestar. Por ello, debemos reconocer que, mano a mano con la tenacidad, allí es donde se encuentra nuestro fuerte. Superar desafíos requiere adaptar lo que hacemos, ya sea para ayudar a una persona con una necesidad individual o un planeta con una necesidad social.

El filósofo chino, Lao-tsu, dijo: “un ejército que no puede ceder será derrotado. Un árbol que no puede doblarse se romperá con el viento. Lo duro y rígido se romperá; lo blando y flexible prevalecerá”. La familia PADI ha emergido como una fuerza del bien porque no intentamos vivir en la versión idealizada de lo que el mundo debería ser. En vez de eso, somos flexibles. Nos adaptamos y cambiamos para atender lo que nos depara el mundo. Juntos, siempre lo hemos hecho y, espero, lo seguiremos haciendo.

Buena suerte, buena enseñanza y buen buceo.

(Drew Richardson Ed.D.
PADI President and CEO)

This post is also available in: en nl fr de it ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *