¿Cuánto frío es demasiado frío?

Escrito por el personal de DAN

Tanto si usas un traje seco, un traje húmedo grueso y/o ideas cálidas para estar templado en aguas frías, es importante sabes cuánto frío es demasiado frío. Bucear en una tempestuosa mañana de invierno puede ser divertido, pero poner tu cuerpo y tu protección al límite puede dar lugar a serias consecuencias. Ayuda a que tus nuevos buceadores y clientes no se pongan en peligro con una orientación sobre cómo estar cómodos bajo el agua.

Dejar que la temperatura central baje demasiado lleva a hipotermia o a un estado de cercano a la hipotermia que puede afectar a la destreza, toma de decisiones y la habilidad del cuerpo para eliminar elementos químicos. Debido a que uno de los primeros síntomas de hipotermia severa es la pérdida de conciencia, muchos individuos fallan en reconocer los síntomas hasta que otro buceador atrae la atención hacia ellos. Debes saber qué buscar en ti y tus alumnos para reducir el riesgo de que una hipotermia leve se convierta en un problema que pone en riesgo a la vida.

¿Qué es hipotermia?

Hipotermia es un descenso en la temperatura central corporal. Por supuesto, puede ocurrir en el ártico, pero también puede pasar en aguas tropicales cálidas si los buceadores no poseen la protección adecuada y están expuestos por el tiempo suficiente. Dicha afección es particularmente preocupante en personas perdidas en el mar y aquellos buceando en condiciones extremas.

Un adulto típico mantiene una temperatura central corporal de unos 37ºC. Cuando la temperatura central baja por debajo de 35ºC, el estado de hipotermia empieza y las funciones corporales empiezan a deteriorarse. Para mantener a los órganos vitales templados, el cuerpo envía sangre al centro. Los síntomas iniciales de hipotermia incluyen temblores, pérdida de coordinación, mareo, náusea y sensación de apetito. Si la temperatura central sigue bajando, al llegar a los 30ºC mucha gente deja de temblar y sus pupilas se dilatan. A 27.8ºC, los músculos se vuelven rígidos y surge un grave riesgo de complicaciones cardíacas. Estos síntomas empeoran a medida que se reduce la temperatura central, así que es vital que las personas que sufran hipotermia obtengan atención médica cualificada rápidamente.

Aprende a combatir el frío

La hipotermia puede ser seria, pero no es algo a lo que tenga que enfrentarse un buceador preparado, salvo en situaciones extremas. Planifica con antelación y protección adecuada, fuentes de calor y un plan de emergencia bien elaborado si las cosas se vuelven demasiado frías. Trae agua caliente para hacer bebidas calientes o para ponerla en tu traje de buceo entre inmersiones para hacer con que estés más confortable en un día que es más Winter Wonderland que el paraíso del buceador. Si tú o tus alumnos empezáis a temblar, finaliza la inmersión de una manera segura y toma tiempo para entrar en calor. Evalúa si cualquiera que estuviese temblando está en condiciones para otra inmersión. Si no, vuelve en un día más cálido; no tiene sentido poner a nadie en riesgo.

This post is also available in: en nl fr de it ru