La pasión equivale a productividad

Escrito por Dr. Drew Richardson, PADI President and CEO

Tómate un momento para pensar sobre qué te hace productivo. Es decir, qué te permite hacer cosas que benefician a otros; ya sea de manera material, informativa, espiritual o todas las tres. Sin productividad, no puede haber éxito: con ella definimos el éxito (que no es necesariamente dinero o riqueza). Algunos te dirán que la productividad surge de la organización, suerte y talento, pero todos hemos visto a personas poco organizadas, sin suerte y sin dones que alcanzan una productividad y éxito extraordinarios. Por desgracia, a veces vemos lo opuesto. ¿Cuál es el elemento clave?

Creo que la música, Judy Collins, tocó ese tema. “Haz lo que te apasiona”, dijo, “y encontrarás la manera de llevarlo por el mundo”. Dicho de otro modo, la pasión por lo que haces es el único ingrediente fundamental para la alta productividad. Céntrate en lo que de verdad importa y la productividad se disparará porque hacemos más y porque hacemos lo correcto. Dejamos de perder tiempo en distracciones irrelevantes (aunque a menudo urgentes) porque sabemos a dónde vamos.

Trabajamos más duro porque queremos. Simon Sinek, autor de Start with Why, escribió: “trabajar duro por algo que no nos interesa se llama estrés, trabajar duro por algo que amamos se llama pasión”. La pasión transforma a errores en oportunidades de aprendizaje, retrasos en nuevas direcciones y desafíos en creatividad. Si de verdad te apasiona algo, no necesitas motivarte para ser productivo. Solo tienes que encontrar las maneras.

En la familia PADI®, no falta pasión por el buceo, por el mundo bajo el agua y por cambiar al mundo compartiendo a ambos. Por eso buceamos y así compartimos el buceo. El mayor propósito de PADI es cambiar el mundo para mejor. Cada persona que traemos al buceo suma políticamente y contribuye a elecciones sabias que protegen a nuestros mares y animales marinos. Contribuye a los que se han curado o que pueden ayudar a curar, o ambos, con el poder del buceo. Una industria del buceo creciente genera empleo y suma oportunidades para las locales y a nivel global. Todo eso ocurre porque nos apasiona el buceo. Nos motiva a producir. Cuando no encontramos una manera, creamos una manera.

La cuestión es nutrir y preservar tu pasión por el buceo, los océanos y aquellos que comparten esa pasión. Es la clave para ser productivo como profesional del buceo. Es cómo se hace que el mundo sea mejor con el buceo. Si la docencia pasa a ser hacer con que los alumnos sean capaces de retirar el agua de sus máscaras en vez de admirar el brillo en sus ojos cuando respiran bajo el agua por primera vez (créeme, ya pasé por eso), retrocede y reconecta. Ve a por esa gran inmersión que has estado aplazando (¡de viaje!). Pasa una hora con un compañero escuchando cómo cantan las ballenas, viendo cómo un pulpo arregla su “jardín” o lo que sea que te fascine. Prueba ese traje de buceo nuevo, el CCR (rebreather de circuito cerrado), regulador u ordenador si te gusta la tecnología, o busca a esa persona a la que le encantará el buceo y no puede esperar para meterse en el agua.

Pon en primer lugar lo que sea que te hace de verdad amar al buceo, al océano y a compartirlos. No tendrás que preocuparte sobre cómo ser productivo; no podrás evitarlo.

This post is also available in: en nl fr de it ru